Red velvet bundt cake



Una vez empiezas a conocer el mundo de la repostería y sobre todo por la red, hay un blog que nadie puede saltarse, para mi es el blog de los blogs de la repostería El rincón de Bea. Una vez empiezas a leerlo y a ver sus fotografías no puedes resistir la tentacion de hacer uno de sus bundts y salir corriendo a comprar moldes, porta tartas, cápsulas para cupcakes y todo tipo de utensilios para el arte repostero.  Pues bien, éste gran bundt me lo he copiado de ella, cuando lo vi en su foto me encantó su color, su volumen y su maravillosa fotografía (¡como no!).  El único retoque que yo he hecho ha sido su colorante, por lo demás no he podido cambiar nada pues su sabor ha sido excepcional y mas cuando han pasado unas 12 horas después de hornearlo.
Por supuesto he utilizado un molde Nordic Ware como Bea recomienda en su blog, estos moldes son impresionantes, yo solo tengo dos en mi poder pero desde luego son la joya de mis gagdets culinarios, si tenéis la oportunidad de haceros con uno no lo dudéis, son una gran inversión.

El buttermilk lo podéis comprar en ALDI o en LIDL,pero no en todos está o al menos por mi zona no siempre tienen, de todas formas he creado otra entrada con la receta del butter siguiendo los sabios consejos de Bea.... en fin, que después de tooodo este rollo, espero que os guste el bundt, a mi y mi costillo desde luego nos ha fascinado su sabor, que por cierto es algo difícil de definir. Así que espero que cuando lo hagáis me contéis a que os sabe a vosotr@s, y a ver si entre tod@s lo definimos...

I hope that you like! .... que en castellano es: espero que os guste!

  • 60 minutos
  • 8 personas


Ingredientes:
  • 240 ml. aceite de oliva 
  • 240 ml. buttermilk 
  • 2 huevos grandes
  • 3 cucharadas de café de  colorante rojo navideño Wilton
  • 1 cucharadita de vinagre blanco 
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 3/4 cucharadita sal 
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico 
  • 40 gr. cacao en polvo 
  • 350 gr. harina
  • 250 gr. azúcar

... manos a la obra:

Esta receta la podemos hacer con cualquier robot de cocina: Thermomix, KitchenAid, etc.

Primeramente pondremos a precalentar el horno a 175ºC.

Añadimos en el vaso del robot el aceite, la buttermilk,batiremos a velocidad media, luego incorporaremos  el primer huevo ligeramente batido en un bol aparte,cuando esté intengrado añadiremos el otro huevo, seguidamente el colorante y volver a batir para que se integre, después añadiremos el vinagre y el extracto de vainilla. Batiremos 1 minuto a velocidad media hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.



Aparte, en un bol, tamizaremos la harina, el azúcar, la sal, el bicarbonato sódico y el cacao en polvo. Posteriormente añadiremos el contenido del bol a la mezcla que hemos hecho antes en el vaso del robot. Para ello, pondremos una velocidad baja e iremos añadiendo poco a poco el contenido del bol. Yo lo hago cucharada a cucharada. De esta forma conseguiremos que no se hagan grumos.

La mezcla resultante la verteremos en un molde bundt engrasado previamente y con capacidad para 10 o 12 tazas. Hornearemos durante 35 minutos (175ºC arriba y abajo, y con aire) o hasta que al pincharlo con un palillo, éste salga limpio.

Finalmente, dejaremos enfriar en el molde sobre una rejilla 10 minutos. Pasado este tiempo, desmoldaremos boca abajo y dejaremos enfriar.

Nota: El bizcocho está mucho más sabroso pasadas 12 horas.
Nota 2: Por supuesto los huevos y la buttermilk estaran a temperatura ambiente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario